CRÍTICA: KINGSMAN THE SECRET SERVICE

domingo, julio 10, 2016

Cartel de Kingsman: Servicio secreto (Kingsman: The Secret Service)

☽ DirectorMatthew Vaughn
☽ Duración129 minutos
☽ Año: 2015
Género: acción, espionaje


El director Matthew Vaughn (Kick-Ass, X-Men: Primera Generación) adapta el nuevo cómic del guionista escocés Mark Millar.

Dentro del estilo característico de la adaptación de una historia gráfica, Kingsman: Servicio Secreto cuenta la historia de un delincuente adolescente que se mueve por los barrios bajos de Londres y que pronto verá que su vida da un giro de 180 grados gracias a la ayuda de un misterioso hombre. De criminal pasa, casi inexplicablemente, a encontrarse en la lista de los espías más importantes del páis: protegiendo en secreto las calles que antes usaba únicamente en su beneficio propio.


Me atreví a ver Kingsman porque, luego de leer unas cuantas reviews y ver el tráiler, enseguida me di cuenta que este era el tipo de película que me encantaba ver (con todas esas escenas de acción y ese cast tan genial). Así que, cuando me puse a verla, el filme no iba ni por la mitad, pero ya yo estaba más que encantada: todo era lo que me esperaba, y mucho, mucho más.


A R G U M E NT O

Harry
Kingsman va sobre un don nadie llamado Eggsy, un chico bastante joven que vive en los suburbios de Londres, Inglaterra. Y digamos que la vida de nuestro protagonista no ha sido precisamente fácil o feliz: desde la muerte de su padre, su mamá se volvió a casar con un completo borracho, quién desata tormentas de violencia sobre la familia. A causa de esto, Eggsy tiene que ingeniárselas solo para sobrevivir, convirtiéndose en un pequeño delincuente en las calles de Londres.

Pero, la vida de nuestro chico rebelde da un giro de 180 grados cuando "conoce accidentalmente" a Harry Hart, un espía  veterano de una fuerza de inteligencia privada llamada Kingsman, la cual opera "al más alto nivel de discreción". Hart ofrece a Eggsy la entrada a Kingsman, dándole la oportunidad de convertirse en un espía al mejor estilo James Bond, sí y solo sí logra sobrepasar el agotador entrenamiento, al tiempo que compite con otros chicos (mucho, mucho más ricos que él) para ocupar la única vacante disponible en la agencia.

Pero, al tiempo que Eggsy y sus nuevos compañeros intentan sobrevivir al entrenamiento, Hart se envuelve en una misión para descubrir las intenciones del villano de la película, un multimillonario con bastantes problemas psicológicos llamado Valentine, el cual parece bastante amigable en un principio, pero que en realidad solo quiere ver arder a todas y cada una de las personas del mundo.

Eggsy y su competencia
O P I N I Ó N

Antes de que todos comiencen a comparar a Kingsman con James Bond: por favor, no lo hagan.

Sí, quizá ambas películas se parezcan un poco (por el tema de los espías ingleses y todo eso), pero ambos filmes son bastante distintos: mientras que las aventuras de Eggsy, Hart y los demás Kingsman están picadas con toques de humor negro, a mí parecer la saga James Bond maneja un toque más "oscuro", además de que nos cuenta sobre un espía hecho y derecho. Kingsman, en cambio, se enfoca más en el nacimiento de un nuevo agente que en la vida de uno veterano.
Eggsy
Hubieron un montón de cosas que me gustaron a cerca de esta película, pero me gustaría comenzar por la trama y la originalidad en la historia en sí. Aunque a primera vista parezca que Kingsman es un hervidero de clichés (un don nadie que de repente es héroe, el mentor sabio y con habilidades sobrehumanas, el villano que desea acabar con la humanidad), el director consiguió darle ese giro a todos estos clichés, consiguiendo una historia original. Además, este contraste que hay entre las divertidas escenas donde vemos a Eggsy formarse como espía, y las otras donde vemos a Hart y otros Kingsman intentar averiguar que planea Valentine, me gustó bastante.

De la trama salto a los plot-twits: confieso que, me gustaron, pero no me parecieron tan impactantes como los de otras películas. Deebo admitir que hubieron dos o tres que me dejaron con la boca abiertísima, pero a su vez, habían otros que ya me los venía venir.

Es la naturaleza de kingsman que nuestros logros permanezcan en secretos.


Valentine
Los personajes y el cast en general fue, en pocas palabras, magnífico. Eggsy me fascinó totalmente: me pareció un personaje muy bien desarrollado, genuino, y en general, él es quien aporta la mayor parte del humor a la película. Valentine, también me sorprendió muchísimo: no es el típico multimillonario frío y calculador (bueno, quizá sí), sino que el director se encargó de darle ese toque: su forma de hablar (con el siseo tan gracioso), sus manías, su miedo a la sangre y su forma de vestir tan peculiar (¿recuerdan a Will Smith en El Príncipe del Rap? Pues Valentine se vestía así de rapero en la película) hicieron a este villano un tanto cómico, pero sin perder la sensación de "amenaza" que transmitía. Y, a través de Harry Hart podemos ver la mayoría del desarrollo de la trama.

Los personajes secundarios ¡Dios! Me encantó como cada uno tiene su momento de protagonismo, y están tan bien desarrollados y construidos como los mismos protagonistas.

El esmoquin (traje) es la armadura moderna de los hombres, y nosotros somos los nuevos caballeros.

Los gadgets y demás artilugios usados por los espías me encantaron: hay desde un paraguas anti-balas y metralleta, hasta zapatos cuchilla y encendedores-bomba.

Para terminar, quería hablar de las escenas de acción: por alguna razón, me recordaron un montón a las de Deadpool, con esa combinación tan espectacular entre Slow-motion y las tomas rápidas.




1 comentario :

  1. Excelente reseña! Y este también es un tipo de películas que me encantan. El cast es fenomenal y del director solo vi kickass porque no le cazo mucho la onda a x-men es algo que nunca me gustó mucho así que definitivamente le voy a dar una oportnidad!! Gracias por la recomendación!

    http://cocojetaimeblog.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar

¡Hola! Recuerda que tus comentarios son valiosos c:
Si dejas un comentario, no te preocupes, te lo devolveré con todo el cariño. ¡Pero no vayas a hacer spam, eh! ¿No quieres que el Sr. Google nos regañe a ambos, cierto?